No busques afuera lo que está dentro de ti

Hace 7 años comencé en el mundo del eCommerce como un hobbie, solo por diversión.

Vivir solo de eso?
Imposible, me decían.

Una parte de mi también lo veía imposible, y aunque en ese momento me costaba confesarlo, otra parte de mi me decía que siguiera intentando.

Y así lo hice.

Si acaso existe un plan maestro para cada uno de nosotros, lo desconozco.

Lo que sí tengo claro es que somos el resultado de nuestras decisiones, somos el reflejo de nuestras intenciones y somos la consecuencia de nuestros esfuerzos.

En ese entonces como todo era a pulso propio tuve que aprender aspectos básicos del mundo digital en cuanto al diseño, desarrollo web, eCommerce, publicidad de pago, SEO, community management, email marketing, edición de videos y también sobre ventas.

Al comenzar tuve que hacerlas todas, lo que en Chile llamaríamos un “maestro chasquilla”.

Recuerdo que el 2012 y 2013 al llegar a casa después del trabajo me pasaba horas hasta la madrugada en internet investigando, aplicando y aprendiendo.

A veces me iban a ver amigos, nos fumábamos un 🍁 y mientras ellos pasaban el tiempo yo seguía avanzando.

Me miraban raro.
No lo entendían.

Me acuerdo súper claro de aquellos que (sinceramente) me decían que esto funcionaría.

Y no culpo a los demás, en absoluto.

Ser desentendido por la mayoría siempre me ha acompañado, como si viviera diferido a la época.

Por fortuna desde pequeño aprendí a vivir con eso.

En mi adolescencia escribía canciones, poemas, artículos y lo que fuera. Era todo para mi porque en ese entonces era asunto de bullying.

Hoy en día me arrepiento de haber botado todos esos escritos por el simple hecho de sentir que no encajaba.

Es por ese motivo que a veces me pongo a pensar en el “plan maestro” ya que cuando miro hacia atrás me doy cuenta que es la propia vida la que va tejiendo nuestra historia.

Hace 8 años yo estaba estudiando, trabajando y emprendiendo.

Eso forjó mi carácter, me ayudó a valorarme.
Me permitió valorar donde vengo, donde estoy y hacia donde me dirijo.

Por eso quisiera que recuerdes esto:

Eres el resultado de tus decisiones.
Eres el reflejo de tus intenciones.
Y eres la consecuencia de tus esfuerzos.

Puedes escribir o reescribir tu historia.
En el momento que quieras puedes parar o puedes volver a comenzar.

No busques afuera lo que está en ti.

Como dicen por ahí:
“Haz lo que puedas con lo que tengas donde estés”.

 

Matías Villanueva

Cazador de olas y especialista de marketing en busca de una mejor versión de mi mismo, aprendiendo mientras ayudo a los demás a cumplir sus metas personales y comerciales.

Agregar un comentario

Close Menu